Un día estaba checando mi instagram cuando me tope con una publicación de Bloccé Makeup Studio, marca de maquillaje para profesionales, en el cual explicaban que estaban haciendo un concurso para formar parte como maquillista en la plataforma de Intermoda #68. En ese momento, me emocione y al mismo tiempo me entró un poco de duda si lanzarme o no, pero después de pensarlo dije: ¿por qué no?

Y así es como comenzó mi experiencia en intermoda desde antes que fuera la fecha de apertura, después de eso pase por muchas etapas del concurso hasta que finalmente quede como finalista y tuve la oportunidad de formar parte del grupo de maquillistas a cargo de la imagen de las pasarelas.

Intermoda #68 fue una experiencia emocionante, exigente y claro un tanto agotadora; fueron 3 días de trabajo, desde las 7:30 AM hasta las 9:00 PM. La dinámica durante estos 3 días consistía en que el “Key Artist” era el encargado de diseñar el look de la pasarela creando un demo, el cual debía ser aprobado por el diseñador y todos los demás maquillistas teníamos que replicar exactamente el mismo demo en todas las modelos en un tiempo de 20 min aproximadamente por cada una. Esto quiere decir que todo el equipo de maquilladores teníamos que trabajar a la perfección pero bajo presión, porque no podíamos excedernos del tiempo establecido para que las modelos estuvieran listas en backstage. Cada minuto es indispensable dentro de una pasarela, si una modelo se atrasa puede que ese cambio ya no salga, eso significa una pérdida enorme de tiempo y trabajo para el diseñador y todo el staff encargado en la logística del evento. Esa adrenalina es padrísima porque el trabajo en equipo y la disposición tiene que estar al 100% por parte de todo el equipo, ya que, si una modelo se atrasa es necesario que entre varios maquillistas terminen el look para que la modelo salga a tiempo.

Una de mis partes favoritas era cuando teníamos que ir a realizar retoques a las modelos min. antes de salir porque literalmente es donde vives todo el fondo de la pasarela, también me encantó trabajar con distintos colegas que están involucrados en el mismo ámbito porque muy pocas veces tengo la oportunidad de trabajar al mismo tiempo con distintos maquillistas; esto fue súper padre, ya que, entre todos compartimos técnicas y tips para mejorar nuestro trabajo.

Sin lugar a duda, trabajar en desfiles de moda es uno de los lugares donde todo maquillador quisiera trabajar por lo menos una vez en su vida. Con esto quiero cerrar, porque no importa el miedo o la duda que te entre por un sueño; al final arriésgate y lánzate con todo, porque si trabajas todos los días aunque sea con cosas pequeñas que tengan que ver al respecto, te aseguro que vas a llegar muy lejos!!

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *