Estamos en el mes más cursi del año. Por todos lados se respira el amor (y el consumismo), las flores y los chocolates (que yo me los compró ya que bajan, unos días después). Aunque para muchos esta fecha les amarga, a mi me encanta, aunque no tenga pareja, porque es también un día para darse amor a uno mismo y a las personas queridas, una excusa más.

Originalmente tenía pensado hacerles una lista de recomendaciones de libros de romance, pero la verdad es que casi no leo de ese género, y por lo tanto mejor decidí hablarles sólo de mi favorito: Albúm de Boda de Nora Roberts.

Es el primer libro de una serie sobre cuatro amigas, que desde pequeñas son amigas y jugaban a organizar bodas. Ahora que son grandes han cumplido su sueño y juntas tienen una exitosísima empresa de organización de bodas, cada una haciendo lo que mejor se le da. En este primer libro vemos la historia de Mackensie, que se dedica a la parte de la fotografía. Su vida personal es bastante complicada, así que se vuelca en su trabajo y en sus amigas. Es una protagonista maravillosa y con muchos matices. Por un lado es segura de si misma, talentosa y organizada; pero por el otro, por sus circunstancias de vida, le cuesta abrirse a las personas y es un poco impaciente.

Un día, por accidente, se reencuentra con un antiguo conocido, Carter. A partir de ahí, la tranquila vida de Mac da un montón de giros y tropiezos. Y comienza una historia romántica que me hizo suspirar, gritar, llorar y reir.

Uno de los principales motivos por los que no me suelen encantar los libros de romance (y por lo mismo casi no los leo), es que las relaciones que retratan suelen ser bastante clichés y (muchas veces) tóxicas. Y, por lo general, el protagonista masculino es un “chico malo de buen corazón”. Justo esas cosas no las tiene, y se aprecia. Para empezar Carter es un chico de ensueño, pero de verdad, también lleno de matices, pero por lo general es un chico tímido, dulce y con ciertas dificultades para abrirse (como Mac). Me enamoré, les digo, me enamoré.

Además algo que aprecio muchísimo de esta historia, es la relación de amistad de las cuatro chicas. Porque, aunque es un libro de romance y, evidentemente, gira en torno a la relación Mac-Carter, podemos ver cómo es la relación de Mac, Parker, Emmeline y Laurel, y lo genial que es la amistad.

Es un libro redondito que te deja con una sensación de estar en las nubes de caramelo. Aún no he tenido la oportunidad de leer el resto de la serie, pero sin duda, me encantó la narrativa de Nora y quiero continuar con sus libros.

Espero que pasen un feliz “Día del Amor y de la Amistad” o “San Valentín” y que coman mucho chocolate (o si son alérgicos o no les gusta, que coman lo que más les guste).

Hasta la siguiente historia. Que tengan mágicas lecturas ❤

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Comment *